RUNNING- TRIATLON: LAS CLAVES DE LA CONVERSIÓN

índice

Este es el primer artículo de una trilogía que se centrará en las bases para pasar desde la práctica habitual del running, natación o ciclismo al triatlón.

Hoy os quiero hablar de cómo podemos afrontar ese proceso de “transición” de ser runner habitual que participa en carreras populares o corre por placer, a ser todo un triatleta de los pies a la cabeza.

La carrera a pie es un factor decisivo para cualquier triatleta que quiera completar un triatlón con “dignidad”. Hoy en días triatletas de alto nivel son capaces de correr segmentos de carrera a ritmos cercanos o incluso iguales a muchos atletas de gran nivel, y eso después de haber nadado y completado un segmento en bici a gran ritmo.

Muchos corredores buscan pruebas alternativas y es común que a causa de sus deficiencias en natación, se centran en los duatlones, eludiendo el agua cuan seres de secano. Si eres uno de ellos te animo a mejorar en el triatlón y de paso quizá te sorprenda descubrir que el agua y la bici te ayuda a ser mejor corredor.

Estos consejos van a ayudarte a comenzar en el triatlón si viene del running:

1.- Para mantener un rendimiento óptimo en la carrera, debes entrenar 3-4 veces por semana la carrera, predominando las semanas en las que sólo entrenes 3 días esta disciplina.

2.- Una vez que domines la técnica sobre la bicicleta, el ciclismo no va a suponer muchos problemas ya que aunque de forma distinta, intervienen los mismos grupos musculares.

3.- Olvídate de la antigua creencia de que la carrera a pie es contraproducente para la bicicleta o viceversa. Salvo en caso de deportistas profesionales ambas modalidades no son incompatibles, sino que en la mayoría de los casos recomendables.

4.- Como vas a ser capaz de hacer duros entrenamientos a pie, aprovecha la bici y el agua para hacer entrenamientos regenerativos el día posterior a entrenos muy intensos en carrera.

5.- Es importante ir adaptando al cuerpo al cambio de trabajo muscular de la transición Ciclismo- Carrera a pie. Haz al menos una sesión cada 7-10 días de transición con cierta velocidad. Después de una salida corta de bici unos 15-20 minutos de carrera a pie entre el 80-90% de la máxima intensidad bastará para ir cogiendo esa adaptación.

Anuncios

Un comentario en “RUNNING- TRIATLON: LAS CLAVES DE LA CONVERSIÓN

  1. Pingback: Rendimiento Optimo | ¿CÓMO CONVERTIRTE DE NADADOR A TRIATLETA?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s